¡A los 48 años Thomas decidió reciclarse profesionalmente como analista de datos para Decathlon!

Publicado en 14 diciembre 2020

Hora de lectura 12 minutos

Hola Thomas, ¿podrías presentarte brevemente?, ¿cuál ha sido tu trayectoria antes de empezar tu formación en la Wild Code School en Lille?

¡Hola Julien! Pues cumplí 48 años hace poco, y estoy muy involucrado en el mundo de los deportes. Desde los 5 años practico hockey sobre hielo durante el invierno, y también soy arbitro y miembro de la comisión de la federación nacional de hockey. Y en verano practico varios deportes acuáticos (funboard, kitesurf, surf, etc.). Trabajé durante 20 años en el área de la distribución, para empresas del grupo familiar Mulliez. En la universidad estudié auditoría jurídica, contable y fiscal, hasta el tercer ciclo, entonces provengo de un universo totalmente distinto y no tengo ningunos antecedentes técnicos. Las misiones que llevé a cabo en la gran distribución (para Auchan, Cultura, Orsay y Happychic, que son controlados por las marcas Jules, Brice, Bizzbee, Pimkie, RougeGorge, Tape-à-l’oeil...) siempre fueron muy operacionales: director de tienda, en recursos humanos, auditor interno. Y en los últimos 10 años ocupé puestos en control de gestión, con cifras, con análisis y un poco con sistemas de información, pero siempre con un punto de vista muy operacional. Me encargaba del control de gestión de las compras, entonces mi profesión incluía conceptos como el seguimiento del desempeño de los proveedores, los márgenes de cobertura de los productos, la renovación de la oferta, la cuantificación de la oferta, etc.


¿Por qué has decidido inscribirte en nuestra formación de analista de datos?

Al finalizar mi última misión en Lille, como mucha gente de mi edad, sufrí una crisis de «mitad de carrera». Pensé que ya había realizado muchas cosas en mi carrera, que ya dominaba mi sector, y que aún tenía bastante tiempo por delante. Me puse a reflexionar y me pregunté: «¿Me siento realmente feliz con lo que hago?, ¿aún hay temas que me emocionan en el área del control de gestión?». Mi deseo nació de esa reflexión ya que sentí que tenía ganas de hacer cosas distintas. Luego traté identificar cuáles eran los momentos felices de mi vida profesional, es decir cuando no veía el tiempo pasar porque estaba contento con lo que hacía. Y me di cuenta que era cuando codificaba aplicaciones en VBA para los directores de oferta o para los directores de productos. Es una competencia que había adquirido un poco tarde en mi carrera, pero que me interesaba mucho porque consistía en profundizar los sistemas, crear algo desde cero, aunque era con EXCEL así que bastante básico. Se trababa de una pequeña aplicación que combinaba un montón de flujos de datos en salida de canalización, los consolidaba y aportaba algunos nuevos conocimientos respecto al ERP de la empresa. A raíz de esto, investigué las profesiones que coincidían con ese tipo de misiones. Durante la última misión que había realizado, tuve la oportunidad de colaborar con analistas de datos, y al observar lo que son capaces de hacer, pensé: «¡Eso es genial, está hecho para mi!».

Descubrí que hay una amplia oferta de formaciones relacionadas con ese tema. Sin embargo, después de hacer una selección, me percaté de que pocas de ellas ofrecen un programa orientado, entre otras cosas, hacia proyectos y un trabajo en equipo. La Wild Code School era el único organismo que resaltaba ese punto, y eso era muy importante para mi. Considero que los proyectos reflejan verdaderamente lo que pasa en la vida empresarial cotidiana. Por lo menos fue así en las empresas para las que tuve la oportunidad de trabajar y que son consideradas como grandes organizaciones. Uno nunca está solo, y pensar que uno puede aprender a trabajar sin rodearse de gente es un error. Hacia finales de la formación, la modalidad de proyectos con un cliente real era súper estimulante. En efecto, daba acceso a juegos de datos reales, los cuales eran de mucho interés para las empresas. Al momento de optar por un organismo de formación, ese aspecto hizo realmente la diferencia.


Tras tu formación, llegaste a ser analista de datos para Decathlon, ¿qué tal estuvo el proceso de contratación?

Las estructuras centrales de Decathlon quedan bastante concentradas en la zona metropolitana de Lille, al igual que las demás empresas de la AFM (Association Familiale Mulliez) como Leroy Merlin, Boulanger, Auchan, Oney Bank, etc. Me apareció por Linkedin el anuncio de un dirigente de inteligencia artificial (IA) del grupo. Era una oferta para un puesto de jefe de proyecto IA en relación con la estrategia de precios. Sin pretender tener este puesto, utilicé mi red de contactos para encontrar una conexión. Luego le escribí a este líder de IA para explicarle que era analista de datos en reciclaje, que había ocupado puestos de responsable de fijación de precios para Auchan durante 2 años, y que no aspiro al puesto de jefe Científico de Datos pero que quería presentarme y mostrar mi interés. De este modo, el estaba enterado de mi deseo, de mi experiencia y que me encontraba el Lille. Al día siguiente, tuvimos una primera conversación por videoconferencia.

A partir de ese momento inició realmente el proceso de reclutamiento, el cual se hizo en varias etapas. Primero hubo una entrevista con el dirigente IA encargado del proyecto de tarificación. Después de eso, tuve que tomar unos tests técnicos a distancia (tests SQL, aprendizaje automático, programación orientada a objetos en Python, en R). Para esos tests saqué muy malas notas, excepto para el SQL porque el nivel propuesto no era coherente para nada con el nivel de maestría que yo tenía. Han pasado 3 semanas, porque también tenían que conocer a otros candidatos (luego me hicieron saber que yo fui el primer candidato con el que se pusieron en contacto). Un mes después del primer dialogo, me propusieron ir a la dirección del sistema de información para encontrarme con el dirigente IA que había conocido en línea. Y también conocí en el acto al gerente de su jefe. Después de eso, pasaron otros 15 días y me enteré de que habían recibido una gran cantidad de candidaturas de personas muy calificadas (Aeroespacial, CNRS), por lo que se habían tomado el tiempo de adaptar su contratación inicial. Esta fue una gran oportunidad para mí.

Por lo tanto, por fin he podido comenzar mi práctica a mediados de octubre, mientras que el proceso había comenzado en septiembre. Así que fueron dos meses de tests técnicos y de entrevistas, de las cuales la última fue con el equipo con el que iba a currar, con el fin de evaluar la afinidad entre nosotros. 


El grupo Decathlon tiene fama por estar atento al humano, a sus colaboradores, ¡como eso se ha materializado para ti?

Es una verdadera fuerza de la empresa. Los valores humanos se reflejan realmente en la vida cotidiana de todo el mundo. Un ejemplo es el principio de subsidiariedad, que afirma que hay que dejar las personas cerca del proceso de toma de decisiones y de sus consecuencias. Las tiendas tienen mucha autonomía, y los diferentes equipos también. Eso hace muy responsable a la gente y se refleja en el día a día.

En calidad de practicante, trabajo en proyectos que representan verdaderos retos financieros para la empresa. Además, siento que estoy recibiendo un seguimiento minucioso desde mi integración, la cual ha sido afectada por el segundo confinamiento. Para guiarme en la realización de mis objetivos, los cuales han sido muy claros desde el principio, me asignaron una madrina científica de datos, Astrid. Cada quince días hacemos un análisis de resultados y de avance. Pero hablamos diariamente, a veces cada hora. Cada vez que tengo una duda, siempre está disponible para contestarme. También tengo reuniones de evaluación con Florent, el dirigente IA que había dirigido mi proceso de reclutamiento, y que ahora es mi jefe jerárquico.

Lo increíble es que he podido escoger el material con el que quiero trabajar. Astrid se encargó de crear las cuentas para que yo pueda disponer de las herramientas necesarias. Como parte de mi integración, también he seguido unas formaciones internas (seguridad del sitio, RGPD…). La capacidad de ofrecer formaciones parecidas, incluso a sus practicantes, es una gran potencia para esos grupos.

Asimismo, se siente realmente que, dentro de nuestra comunidad de Analistas de Datos, existe en el día a día una actitud de apertura, de ayuda mutua y de benevolencia. Cuando uno hace una pregunta en nuestra plataforma de mensajes Slack, alguien proporciona una respuesta concreta dentro de 10 minutos. ¡Es de mucho apoyo y muy agradable!


¿Cuál es tu función? ¿En qué proyectos estás involucrado?

He integrado los equipos IA, compuestos por unos veinte científicos de datos, ingenieros de datos, analistas de datos, y un grupo de auxiliares de bases de datos. Todas esas personas trabajan en 4 grandes proyectos (los pronósticos, la personalización y recomendación, la oferta, y la tarificación) y también en una célula transversal, el lab, encargado de desbrozar los futuros proyectos.

Yo trabajo específicamente en la tarificación, un proyecto que representa tiene múltiples intereses para la empresa: imagen, experiencia del cliente, intereses financieros. Mi experiencia en el control de gestión con Auchan, especializado en tarificación precisamente, ha sido un factor esencial para la concretización de mi práctica. Además, es un beneficio tanto para ellos como para mi. Efectivamente, yo brindo mi visión operacional en un área de técnicos, y ellos contribuyen con sus competencias técnicas. Ese proyecto ha sido titulado «fair price», por buscar un precio justo a varios niveles: para el cliente, para la marca, y para el valor de la producción. El objetivo es desarrollar una herramienta de inteligencia artificial capaz de optimizar, dentro de dos años, la fijación de los precios del catalogo a nivel mundial. Se trata de implementar una tarificación dinámica que se ajusta a muchos factores. 

Es lo que hacen marcas como Walmart o Amazon. En el extremo opuesto se encuentran los distribuidores típicos que ofrecen precios que se ajustan a la demanda y cuyo modelo es vender en volumen con bajos precios. Comenzamos simplemente con hojas de cálculo de Google y ahora hemos empezado a codificar todo eso en Python. Los científicos y ingenieros de datos se unirán pronto a nosotros, y esperamos poder soltar los primeros elementos de esa inteligencia artificial dentro de poco.


¿Cómo ves evolucionar tu carrera más adelante?

Durante mi formación pude apreciar la faceta excepcional de ese ámbito que es el análisis de datos. Suceden cosas nuevas diariamente, por lo que es imposible aburrirse. De verdad sólo somos una gotita en el océano de todo lo que existe. Tengo ganas de continuar en esa profesión en los próximos años, de profundizar los conocimientos técnicos que apenas estoy empezando a asimilar, y de aprender a lidiar con todos los temas posibles con los que uno pueda toparse en una empresa como Decathlon. Proyecto quedarme con ellos, por toda la razón de ser y los valores de la empresa. Estoy tan contento de haber decidido reconvertirme en ese ámbito, y de la suerte que he tenido de incorporarme a una empresa parecida.

Además, me cuesta mucho proyectarme en las profesiones del futuro, ya que aún no existen.


¡Gracias Thomas por todas tus respuestas! ¿alguna última palabra para los Wilders?

Quiero decir a la gente de mi edad que está aburrida con lo que hace: «Si no estás satisfecho con tu vida, sólo depende de ti cambiarla». Es cierto que puede dar miedo salir de su zona de confort. Uno piensa que tal vez perderá su salario, sus responsabilidades y que volverá a ser un júnior. Pero pasamos tanto tiempo trabajando que realizarse y encontrarle un real sentido vale ampliamente hacer concesiones. Al llegar al final del camino y al mirar atrás, ¡sentimos una gran felicidad!

Y para los que ya se decidieron y que van en camino, deben liberarse del síndrome del impostor y ser honestos con si mismo. Todos tenemos una historia única con experiencias ricas, y hay que saber ponerlas en valor. ¡Eso es justamente lo que las empresas consideran valioso!


¡Descubra el oficio de Analista de Datos y ponga a prueba su predisposición para esa profesión con el curso de preparación!