Lifelong learning for a successful career.png

Aprendizaje continúo: la clave de una carrera de éxito

Publicado en 10 julio 2019

Hora de lectura 6 minutos

Según un estudio de Dell, el 85% de los empleos de 2030 aún no existen … Todo se debe aprender, hacer, construir y… ¡eso es una buena noticia!. Con los rápidos cambios que se están produciendo en el mundo laboral, quería comprender los problemas que esto representa para nuestro futuro profesional y comprender la clave para una carrera exitosa en este contexto siempre cambiante.

El progreso digital está alterando el mundo laboral.

La tecnología siempre ha influido en nuestro entorno de trabajo y nuestras profesiones (solo hay que tener en cuenta la electricidad y los ordenadores…). Hoy en día, el big data, la nube, Internet de las Cosas, los robots, la automatización, el video, las plataformas colaborativas y otras tecnologías están cambiando la forma en que trabajamos y vivimos. El progreso digital elimina y crea empleos, pero principalmente los transforma.

Psydesigner, agente de datos personales, criador de robots, experto en simplicidad… Estos son algunos de los diferentes trabajos que podríamos hacer en las próximas décadas. La semana pasada, un amigo me dijo que le gustaría convertirse en un «guionista de chatbot». Nunca has oído hablar de eso, ¿verdad?. Es normal, porque este trabajo se está inventando, al igual que toneladas de nuevas profesiones que requieren nuevos conjuntos de habilidades.

Hacia la mejora de las habilidades de los empleados.

El impacto de la automatización en el empleo y la actividad empresarial es fundamental. La fuerza laboral teme el día en que los robots los reemplacen en el lugar de trabajo. Sin embargo, las conclusiones de muchos estudios muestran que la automatización eliminará las tareas más dolorosas y repetitivas de la vida diaria para que podamos centrarnos en áreas de experiencia más humanas: este estudio muestra que la Inteligencia Artificial asumirá tareas intelectuales repetitivas para permitirnos apostar por nuestra fortalezas, nuestras cualidades más humanas: improvisación, creación, juicio crítico y empatía.

En términos concretos, mientras que la demanda de habilidades físicas y manuales está disminuyendo, las de habilidades cognitivas, creatividad, gestión de proyectos, etc., están aumentando, abriendo una multitud de nuevas oportunidades profesionales. Las habilidades sociales y emocionales también se ponen en primer plano: capacidad para negociar, gestionar, cuidar de los demás, pero también para entrenar y enseñar.

La educación inicial da paso al aprendizaje permanente.

Hoy en día, muy pocos empleados cuentan con capacidades para optar a carreras más gratificantes en un mundo donde el progreso tecnológico está aumentando de forma vertiginosa. Lo evidencia la escasez de trabajadores cualificados en el mundo digital. Las necesidades son inmensas y no hay suficientes candidatos que puedan ocupar los puestos vacantes.

Para enfrentarnos a este problema, Anna Stepanoff, fundadora de Wild Code School, ha innovado en este área ofreciendo un plan de estudios de cinco meses. Con una pedagogía que sigue los «métodos ágiles» para la formación de especialistas en tecnología: «evolucionando en un entorno ininterrumpido y sin interrupciones, nos vemos obligados a ser más adaptables, más flexibles y evolucionar mucho más rápido que ayer. Formamos especialistas para que aprendan a adaptarse a los cambios continuos del mercado y las herramientas. Al aprender a aprender, son autosuficientes, actualizan constantemente sus conocimientos y, por lo tanto, obtienen valor en un mercado laboral en transición. ”

Para Anna Stepanoff, “el sistema educativo cambiará, evolucionando hacia un modelo con una capacitación inicial menor que derive en una formación de por vida”. Las profesiones evolucionan y las habilidades necesarias para trabajar en la misma profesión evolucionan al mismo tiempo (cómo usar nuevas herramientas y nuevas técnicas). Durante toda la vida, los empleados tendrán que evolucionar en términos de habilidades, pero también tendrán que cambiar las industrias. Estamos ya muy lejos del modelo en el que alguien pasa toda su vida en el mismo trabajo dentro de la misma empresa.

Aprendizaje y renovación durante toda la vida.

Es natural que surjan nuevos métodos de aprendizaje y acceso al conocimiento. Hoy en día, dos formatos se están acomodando en nuestros hábitos diarios:

– Un formato diario de 15 minutos: aprendemos algo nuevo cada día. Aparecen muchas soluciones. Por ejemplo, Gymglish desarrolla soluciones de aprendizaje de idiomas en cursos en línea divertidos, concisos y personalizados.

– Un formato más largo e iterativo: una vez cada 5 años, por ejemplo, los profesionales tendrán que dar un paso atrás en su trabajo (lo que hago), sus objetivos de vida (a qué quiero ir) y el mercado (el contexto en que evoluciono) para hacer una especie de «mini cambio de carrera profesional». Como resultado de esta reflexión y para satisfacer sus necesidades identificadas, cada persona podrá seguir una capacitación personalizada para “reciclarse” (aprender nuevas habilidades) y / o “mejorarse” (mejorar / actualizar las habilidades existentes). Por lo tanto, el aprendizaje continuo se convertiría en la clave para mantenerse en forma en el mercado a lo largo de la carrera, y también crecer profesionalmente.

Los gobiernos lo han entendido bien. Francia ha creado una «cuenta de formación personal» que proporciona horas de capacitación que los trabajadores pueden mantener, incluso después de perder o cambiar sus trabajos, y que pueden ser transferidos de un empleador a otro. A nivel europeo, el proyecto «cuenta de aprendizaje individual» está en preparación.

¿Cómo van enfrentarse las empresas a este futuro?

Ante estos cambios en la capacitación, las empresas también deben reinventar su modelo organizativo interno. Del lado del empleador, el liderazgo y los recursos humanos se están adaptando al mercado: para convencer a los talentos, las organizaciones deberán fortalecer su flexibilidad interna. Trabajo a distancia, formación, soporte … Todas estas iniciativas se vuelven esenciales para los empleados.

La visión del trabajo también está evolucionando. En la actualidad, el cambio de trabajo de forma regular se ve como señal de inestabilidad por la mayoría. En Francia, por ejemplo, todavía se considera que el único contrato de trabajo válido es el CDI (contrato indefinido), todas las demás formas de contrato se consideran inestables o atípicas (contrato a plazo fijo, contrato interino, etc.). En el futuro, los contratos por un plazo determinado pueden convertirse en la norma para una población de empleados en constante evolución. La versatilidad imperará y, saber cambiar de misión, de empresa o de sector con regularidad, se convertirá en una fortaleza. 

No hay un minuto que perder, para anticiparse a los nuevos desafíos a los que ya se enfrentan los trabajadores, es hora de que tomes las riendas y reflexiones sobre tu trabajo, tus objetivos vitales y la evolución del mercado laboral. Quizá sea la hora de un pequeño cambio en tu trayectoria profesional…

Después de todo, como ya sabes, la única constante en la vida es el cambio.