5 cosas clave que debes incluir en tu portfolio de desarrollador web

5 cosas clave que debes incluir en tu portfolio de desarrollador web

Publicado en 21 febrero 2019

Hora de lectura 2 minutos

Un portfolio de proyectos tiene más importancia en unas profesiones que en otras. La programación web es una de esas profesiones. Los portfolios de desarrollador web no solo ayudan a mostrar tu trabajo como desarrollador/a, sino que además dan una idea de tu propio estilo como profesional y te ayudará a captar mejor la atención de las empresas.

¿Pero qué hacer si cuentas con pocos proyectos o si acabas de salir de un bootcamp?

A continuación te damos algunos trucos para sacar el máximo provecho de tu portfolio de desarrollador web, sin importar su tamaño:

  1. Destaca solo proyectos relacionados con lo que quieras hacer en el futuro. Por ejemplo, si te has dedicado al análisis de datos pero quieres trabajar como programador/a full-stack, incluye proyectos en los que hayas tocado tanto el lado del usuario como el del servidor. Puedes añadir también testimonios de compañeros y de jefes destacando estas cualidades.
  2. Añade información del contexto y no solo título del proyecto. La persona interesada en contratarte se hará una mejor idea si incluyes datos como para quién lo hiciste, la descripción y las fechas. También resulta muy útil  incluir capturas de pantalla, URLs o muestras del trabajo.
  3. No hagas un listado interminable de habilidades. Cíñete a lo importante. El portfolio de desarrollador web es una forma breve y rápida de darte a conocer, así que aprovecha para destacar lo que mejor se te de y deja fuera lo que no sea tan importante para el puesto de trabajo. Por ejemplo, si buscas trabajo como front-end, da prioridad a tus habilidades en JavaScript sobre tus conocimientos de back-end.
  4. Si añades tus repositorios de GitHub, asegúrate de documentarlos para que el lector no tenga que esforzarse en adivinar el contexto. Puedes facilitar el readme.md, y explicar en qué consiste el proyecto y su aplicación.
  5. Recuerda incluir tus perfiles profesionales de Github y LinkedIn y escribe en ellos datos curiosos sobre ti como persona. Así, las empresas no solo verán dónde estudiaste o trabajaste, si no que se harán una mejor idea de quién eres realmente y cuáles son tus habilidades transversales.

Como ves, un portfolio informa sobre tu potencial y tus capacidades tanto como profesional como persona, de ahí que sea tan importante en una industria cada vez más competitiva donde todo cuenta. Cuantos más proyectos hayas realizado, más información puedes dar sobre ti y tu trabajo. Por ello, es muy importante formarte en coding bootcamps como el de Wild Code School, donde se da prioridad al aprendizaje práctico y donde desarrollarás proyectos reales para clientes reales como parte de ese aprendizaje. Desde el primer momento te mostraremos cómo crear tu propio portfolio de desarrollador web y las diferentes herramientas con las que cuentas para ello. Así, la próxima vez que busques trabajo, no aseguraremos de que tienes una base sólida con la que darte a conocer.